“Mi Comandante, los cazas están listos para el despegue. Esperámos sus órdenes”. El Oficial del puente espera impaciente el comienzo de la acción, pero no hay que precipitarse, hay que esperar antes el fracaso de la diplomacia. Los tres destructores estelares que se aproximan quizás sean un objetivo duro de abatir, pero 3 Portaeronaves y una Estrella de la Muerte son algo más que temible… Bienvenidos a Twilight Imperium: Conquistar la Galaxia.

Twilight Imperium Conquistar la Galaxia Juego de Mesa

Un 4x de Tablero

Twilight Imperium imita a la perfección los clásicos 4X de ordenador (eXterminar, eXplorar, eXpandirse, eXplotar), aunque bien es verdad que es una idea procedente de otros antigüos juegos de tablero de los años 70. Básicamente, en todos los juegos 4X cada jugador controla una raza que debe llevar a un éxito evolutivo, bien sea realizando logros o resultando la única que sobrevive. Para ello cuentas con un ejército, planetas que te dan recursos, diplomacia y un universo por explorar. Twilight Imperium está en la línea de grandes juegos como Master of Orion o VGA Planets, por citar dos de ellos.

La inmensidad del espacio

Nos hallamos ante un juego grande, al más puro estilo Fantasy Flight. Para todos aquellos amantes de la S&F y las Spaces Operas será de excelente factura, con una gran cantidad de naves de plástico que nos recordaran a la Galáctica, o a la mismísima Estrella de la Muerte. Las figuras son de calidad y cumplen perfectamente su función de representar las flotas. A esto le unimos un gran mapeado formado por hexágonos de cartón con un buen diseño, miles de cartas políticas, de tecnología, de acción… además del resto de material accesorio como tokens, fichas de raza y demás. Es un juego cuidado en su tercera edición. El artwork, excelente. Eso sí, prepara una mesa de juego inmensa, la vas a necesitar.

Twilight Imperium Conquistar la Galaxia

La Mecánica de Twilight Imperium

El juego se divide en turnos y cada turno sigue un orden de acción por jugador en función de la prioridad en las cartas escogidas, cartas que nos permitirán un privilegio cuando las usemos. La ronda acaba cuando todos los jugadores han pasado su vez. Dentro de nuestro turno podemos hacer bastantes cosas una vez que el juego se va desplegando, como construir naves o espacio puertos, mover flotas, jugar cartas de acción, jugar nuestro privilegio, desembarcar en planetas, construir refinerías… y ese es uno de los problemas de Twilight, puedes hacer TANTAS cosas que es normal que un jugador se tenga que parar a pensar como organizarse.

El objetivo del juego es conseguir más puntos de victoria que los demás. Para conseguirlos podemos realizar nuestra misión secreta, los objetivos públicos, controlar determinado planeta o estación, o sencillamente encontrarlo al azar si jugamos con la opción adecuada. En la tercera edición sin ampliar también una de las cartas nos daba 2 puntos de victoria de manera directa.

No voy a entrar en detalles de las reglas y el desarrollo. Tan sólo decir que no es un juego de reglas evidentes, surgen a veces controversias que requieren cierta aclaración y las posibilidades estratégicas son bastante amplias aunque el azar tiene también su peso. Es un juego laaargo, puede llevarse muchas horas ya que conseguir los puntos de victoria en un principio es algo relativamente sencillo, pero dependiendo del rumbo que tomen los jugadores en la partida puede ser casi interminable.

Veredicto

Me encanta, pero es uno de esos juegos que sabes que sólo lo montarás una vez cada 6 meses, porque debido a su lentitud, al estar en inglés y a sus complejas reglas no goza de una gran popularidad en nuestras tierras. Eso sí, a los que nos gusta, nos gusta de verdad.

  • Jugadores: 3 – 8
  • Tiempo por partida: 5 horas si se sabe jugar
  • Mecánica: Decisión por turno, Construcción, Conquista, Recursos, Política
  • Profundidad: alta
  • Reglas: complejas